viernes, 9 de diciembre de 2016

LA CARA AMABLE DE LA SECCIÓN 22

LA CARA AMABLE DE LA SECCIÓN 22

José Noé Mijangos Cruz

Murat
Foto: Cuartoscuro


El tiempo cura las heridas, y los subsidios acordados con el nuevo gobernador curan la autoestima de la dirigencia de la Sección 22. El nuevo panorama no es tan nuevo y no es tan panorámico. No es tan nuevo, porque el movimiento sindical de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Oaxaca siempre ha sido amable cuando la presión social lleva a negociar los intereses en juego, casi siempre legales y no necesariamente legítimos. No es tan panorámico si medimos los subterfugios por donde las contradicciones políticas se establecen como una cadena de compensaciones, entre los pasadizos secretos y los intersticios electorales.

Pero esta cara amable dice mucho de un movimiento maduro, con una perspectiva de opinión distinta de su condición inicial que permaneció vigente por un buen rato y negociadora en lo que tiene de práctica en su asamblea conciliadora; pasando por un proceso de institucionalización que exige reaprendizajes que llevarán su tiempo conseguir resultados adecuados a su reciente visión política de pasar de un grupo de presión a una verdadera organización electoral. A la sección 22, le hace falta contar con diputados propios que se aventajen en propuestas políticas con indicadores técnicos, atenciones y seguimientos directos a sus propuestas de cambio, escuela de carrera legislativa, conformar coaliciones parlamentarias y detentar el poder en forma, de manera permanente y continua.

 Resultado de imagen para sección 22


Basada en una pretensión de renegar por todo, la Sección 22 acaba de terminar de definir su trayecto para los periodos consecuentes, luego que lograron atraer a una sociedad de académicos influyentes nacionales e internacionales, luego que en los más recientes acontecimientos pudieron demostrar que la Secretaría de Educación Pública tendría que rectificar su idea de justificar el reclutamiento profesional docente a partir de una nueva agenda o de un nuevo diseño educativo para emplearse contextualmente en Oaxaca. La Sección 22 ha entrado a un perfil de alto calado discursivo cuya presión social debe institucionalizarse, debe buscar erigirse como un modelo que justifique una lucha histórica en competente búsqueda de proyectos alternativos y episodios más nutridos de marcos referenciales.

Resultado de imagen para sección 22


El riesgo de volver al pasado, conlleva que los siguientes progresos en la Sección 22 se vean coartados o disminuidos en sus impactos trascendentes como movimiento político:

1. Generar mayor consenso. Evitar el amotinamiento de las decisiones que se disputan la práctica de la participación en las calles y el despliegue del uso de la fuerza que atrae conflictos cuya incertidumbre se vuelve rutina y la única demanda de atracción militante. Los mayores consensos se dan entre órganos de control que ya vienen cuestionando las operaciones populares como medida de presión y se atreven a buscar interlocutores que atienden la agenda política de los gobiernos contemporáneos desde las planeaciones del gasto público y de los ejercicios presupuestales. El conocimiento de los volúmenes de presupuesto de la administración educativa en Oaxaca no es un secreto para la CNTE, de tal manera que ahora este movimiento sindical se debería disciplinar con el gasto público. Las ventajas de un consenso global, de una estandarización internacional y de una política de Estado, llevarían a la Sección 22 a convertir la utilidad política en una consecuencia patrimonial que resguarde el interés prioritario que la Nación adquiere con la justificación de su lucha histórica.

Resultado de imagen para sección 22


2. Ser convocado como movimiento político a elecciones. Hasta el momento, nadie ve en Oaxaca a la CNTE como formando parte de un partido político o ejerciendo su derecho a registrar un partido político. Se ha negado sistemáticamente pertenecer a la oficialidad política porque este rol representa una opción formal para la recepción de subsidios, incentivos y prebendas políticas. Ha sido persistente el baño de pueblo, como una medida popular de no perder sus orígenes, aunque se pasa por alto el nivel de percepciones que son catalogados en el presupuesto federal como de alta erogación. Ahora, no hace falta recordar que la capacidad discursiva ya les ha sido redituable a los maestros agrupados en la Sección 22, cuentan con labor práctica de colocar sus aspiraciones sociales, lo que convendrá escuchar en su nuevo rol partidista o legislativo.


Twitter: @JNMIJANGOS

(Publicado en +Noticiasnet.mx Voz e Imagen de Oaxaca, 09/12/2016, p. 7A)

No hay comentarios. :

Publicar un comentario